Día Internacional de la Mujer 2020. Soy de la Generación Igualdad

Día Internacional de la Mujer 2020. Soy de la Generación Igualdad

El Día Internacional de la Mujer es un buen momento para hacer balance acerca de los avances logrados estos últimos años entorno a los derechos de las mujeres, dar visibilidad a las mujeres que juegan un papel clave en la sociedad, denunciar las dificultades que existen para alcanzar una igualdad real y promover más acciones de cambio para seguir avanzado hacia la igualdad de género y los derechos humanos de todas las mujeres y niñas.

Las mujeres y los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS)

El Pacto Mundial de las Naciones Unidas es una iniciativa internacional implementada en 2015 por la ONU, que promueve el compromiso de países, empresas y la población, para alcanzar los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible y sensibilizar sobre la Agenda 2030.

Lograr la igualdad de género y el empoderamiento de las mujeres forma parte de cada uno de estos 17 ODS. Establecer nuevos marcos legales sobre la igualdad que garanticen los derechos de las mujeres y niñas por medio de todos estos objetivos es la única vía para lograr la inclusión efectiva e impulsar economías más sostenibles que beneficien a todas las personas ahora y en las futuras generaciones.

Desde 2017 IDP forma parte de la Red Española del Pacto Mundial con el objetivo de reforzar el compromiso para la defensa de estos 17 objetivos. Esta decisión conlleva una responsabilidad y supone una oportunidad para innovar, realizar nuevas acciones para constituir las bases de nuestra Responsabilidad Social Corporativa y aplicar estas estrategias en nuestros procesos cotidianos.

Papel de la mujer en el sector de la ingeniería

Según datos del Instituto de la Mujer y el Ministerio de Educación y Formación Profesional, el 54,8 % de los universitarios son mujeres, pero encontramos que la rama con menor participación femenina es la de Ingeniería y Arquitectura, con solo un 25% y 28,2% respectivamente.

Este bajo interés puede ser consecuencia de la falta de referencias femeninas en el sector, los estereotipos asociados a las carreras técnicas y las dificultades de acceso al mundo laboral.

El primer y fundamental paso es acabar con el sesgo de género en la educación y motivar a las nuevas generaciones a romper los estereotipos e incentivar el interés de las mujeres por los sectores de la ingeniería, la arquitectura o las nuevas tecnologías, tradicionalmente masculinos. Las empresas tienen un papel protagonista y deben promover políticas de Igualdad que permitan reducir la brecha de desigualdad y romper las barreas de acceso a los puestos de trabajo en estos sectores.

En este sentido en IDP trabajamos para garantizar un Plan de Igualdad e Inserción Laboral con diferentes medidas de acción positiva para conseguir la igualdad efectiva y real entre mujeres y hombres en las relaciones laborales. Este compromiso ha supuesto aumentar un 13% la representación femenina en nuestra plantilla, pasando de tener un 22% de mujeres en 2014 hasta un 35% este año 2020.

A pesar de que estos datos suponen un paso adelante en el camino hacia la igualdad aún hay que seguir trabajando y aunar esfuerzos para acabar con la discriminación de género. La igualdad de género es un derecho y una vía para generar mayor valor a la sociedad.

Suscríbete a nuestro newsletter